¿Cómo ser un viajero responsable?

¿Cómo ser un viajero responsable?

 

Viajar es el mejor regalo que puede hacerse. Explorar nuevos países, aprendiendo sobre las diferentes culturas y viviendo nuevas aventuras es algo que puede cambiar permanentemente su perspectiva de la vida.

Ser un viajero responsable es fácil, no requiere mucho esfuerzo y puede hacer que su experiencia sea mucho más real y auténtica. Básicamente, se trata de dejar un impacto positivo tanto en el medioambiente como en la gente que vive en los lugares que visita.

Las acciones aquí sugeridas tienen su fundamento en las pautas que la Organización Mundial del Turismo recomienda para convertirse en un viajero responsable. Myanmar Voyages anima a todos los viajeros a ser responsables antes, durante y después del viaje. Estos son algunos de los consejos que podemos darle sobre cómo conseguirlo:

 

Antes de reservar sus vacaciones:

  • Infórmese sobre la política de turismo responsable de la empresa. Puede leer la nuestra aquí.
  • Planee su viaje intentando minimizar las emisiones de CO2. Sabemos que la mayoría de viajes internacionales requieren del uso de aviones, los cuales no son la mejor opción para el medio ambiente. Sin embargo, una vez en el destino, pregunte sobre alternativas de transporte, tales como bus o tren, para minimizar el número de vuelos internos. Si no tiene más remedio que volar, reserve vuelos directos. Además, algunas aerolíneas ofrecen opciones para compensar la huella de carbono por un pequeño coste extra, el cual va destinado completamente a proyectos de compensación de emisiones de CO2.

 

Antes de viajar:

  • Entienda la cultura local. Intente aprender algunas frases sencillas como buenos días, por favor, gracias y úselas todo lo que pueda. Le sorprenderá lo lejos que pueden llevarle y lo mucho que lo apreciará la gente local. Además, no olvide aprender el máximo posible sobre el destino y tómese su tiempo para entender sus costumbres, normas y tradiciones. Evite comportamientos que pudieran ofender a los locales. Recomendamos encarecidamente la lectura del cuadernillo “Qué hacer y qué no hacer en Myanmar”, una excelente colección de consejos dirigida a todos aquellos que estén pensando visitar Myanmar.
  • Evite el exceso de empaquetamiento. Sea consciente de que en Myanmar, la gestión de residuos y el reciclaje es limitado y complicado. Intente empaquetar el menor número de cosas y considere comprar algunas cosas en el destino, ayudando a la economía local.
  • Pregunte por algún proyecto social o de conservación. Puede involucrarse en alguno de estos proyectos a la vez que viaja. Por favor sea consciente de que no recomendamos ni ofrecemos visitas a orfanatos, ya que estas tienen un impacto negativo en los niños.

 

Durante sus vacaciones:

  • Contrate un guía local. Al hacerlo, se zambullirá en el destino con alguien que sabe cómo es vivir allí, su cultura y todo lo que el destino puede ofrecer. Es también una magnífica manera de ayudar a la economía local.
  • Compre de manera consciente. Evite productos que provengan de especies en peligro de extinción. Intente comprar artesanía y productos producidos localmente, ayudando así al desarrollo económico y cultural de pequeñas comunidades. Si está regateando, no vaya al límite, lo cual ofenderá a los locales. Recuerde que el objetivo es encontrar un precio justo para ambas partes, no el más bajo posible.
  • Respete a la gente y a su cultura. Esto suena algo obvio, pero tenemos que recordarlo porque no todas las culturas son iguales. Puede que cosas que le parezcan completamente normales no lo sean para otras culturas. Puede pensar que no pasa nada por fotografiar a la gente sin preguntar, ser excesivamente ruidoso o vestir de cierta manera, pero es importante tener en mente que está en un lugar diferente y que hay ciertos códigos que hay que respetar. Por ejemplo, hay que quitarse los zapatos durante las visitas a templos y pagodas. Piense en cómo le gustaría que le tratasen si se intercambiaran los papeles. Si no está seguro de algunas cosas, pregunte a nuestros consultores de viaje y le aconsejarán sobre qué es apropiado y qué no dependiendo al destino al que vaya.
  • Use modos de transporte local. Es una excelente manera de conocer locales y su modo de vida, a la vez que se reducen las emisiones de carbono.

 

Tras las vacaciones:

  • Escriba comentarios y sugerencias sobre sus vacaciones a su agencia de viajes, hoteles o restaurantes. Sugerencias sobre cómo reducir el impacto medioambiental e incrementar el beneficio para las comunidades locales son siempre bienvenidas. Para cualquier tema serio relacionado con el abuso de los derechos humanos o de la fauna local, contacte con las organizaciones pertinentes.
  • Si prometió enviarles fotos o regalos a locales, recuerde hacerlo.
  • Disfrute de sus recuerdos, reflexione sobre lo vivido y por supuesto, ¡empiece a planear su próximo viaje teniendo en mente todo lo anterior!

 

En Myanmar Voyages estamos comprometidos con trabajar por un futuro sostenible y convertirnos en una tour operadora responsable. Si desea saber más sobre los proyectos de desarrollo de comunidades en los que hemos participado, ¡no dude en preguntarnos!